Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

Sulfato de Magnesio (Sales Epsom) Fertilizante Orgánico Soluble

El sulfato de magnesio, también conocido como sal de Epsom, es un compuesto que contiene magnesio, azufre y oxígeno. Se usa como un fertilizante orgánico soluble y proporcione magnesio y azufre, los cuales son nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Estos son algunos de los beneficios y aplicaciones del sulfato de magnesio para las plantas:

Absorción de magnesio: el magnesio es un nutriente vital para las plantas, ya que juega un papel crucial en la producción de clorofila, que es necesaria para la fotosíntesis. El sulfato de magnesio proporciona una fuente de magnesio de fácil acceso para las plantas, lo que ayuda a la absorción y utilización eficientes de este nutriente.

Síntesis de clorofila: la clorofila es responsable de capturar la energía de la luz durante la fotosíntesis. El magnesio es un componente central de la molécula de clorofila y su disponibilidad influye en la producción de clorofila. Complementar las plantas con sulfato de magnesio ayuda a mejorar la síntesis de clorofila, lo que mejora la actividad fotosintética y el crecimiento general de la planta.

Equilibrio de nutrientes: el sulfato de magnesio puede ayudar a mantener un equilibrio de nutrientes adecuado en las plantas. Apoya la utilización de otros nutrientes esenciales, como el nitrógeno y el fósforo, al facilitar la activación de enzimas y los procesos metabólicos. Este equilibrio es crucial para el desarrollo saludable de las plantas y rendimientos óptimos.

Tolerancia al estrés: el magnesio juega un papel en los mecanismos de tolerancia al estrés dentro de las plantas. Ayuda en la activación de las enzimas involucradas en las respuestas al estrés, como los antioxidantes que protegen a las plantas del daño causado por las especies reactivas del oxígeno. La aplicación de sulfato de magnesio puede ayudar a mejorar la capacidad de una planta para resistir diversos tipos de estrés ambiental, como la sequía, las altas temperaturas y las deficiencias de nutrientes.

Corrección de la deficiencia de magnesio: La deficiencia de magnesio es un problema común en muchas plantas, particularmente aquellas que crecen en suelos con bajo contenido de magnesio o altos niveles de potasio y calcio. Los síntomas de la deficiencia de magnesio incluyen hojas amarillentas, clorosis intervenal y crecimiento reducido. La aplicación de sulfato de magnesio como rocío foliar o enmienda del suelo puede ayudar a corregir esta deficiencia y restaurar la salud de las plantas.

Métodos de aplicación de sulfato de magnesio:

Enmienda del suelo: antes de plantar, puede incorporar sulfato de magnesio al suelo mezclándolo bien. Siga las tasas de aplicación recomendadas según las necesidades específicas de sus plantas y las condiciones del suelo. Este método permite la liberación gradual de nutrientes a medida que crecen las plantas.

Foliar: 8 ml / litro de agua o 30 ml / galón

Disuelva 8 ml el sulfato de magnesio por cada litro de agua y rocíe la solución directamente sobre las hojas. Este método proporciona una forma rápida y eficiente para que las plantas absorban magnesio. Asegure una cobertura completa de las hojas y evite rociar durante los períodos cálidos y soleados para evitar que se quemen las hojas.

Recuerde seguir las instrucciones proporcionadas en el empaque del producto de sulfato de magnesio y considere realizar una prueba de suelo para determinar la dosis adecuada para sus plantas y condiciones de suelo específicas.

Composición Garantizada de sulfato de magnesio:

Magnesio (MgO):        16%

Azufre (S):                    13%

Presentación: 

Bolsa 1 kg

Bolsa de 5 kg

El sulfato de magnesio, también conocido como sal de Epsom, es un compuesto que contiene magnesio, azufre y oxígeno. Se usa como un fertilizante orgánico soluble y proporcione magnesio y azufre, los cuales son nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Estos son algunos de los beneficios y aplicaciones del sulfato de magnesio para las plantas:

Absorción de magnesio: el magnesio es un nutriente vital para las plantas, ya que juega un papel crucial en la producción de clorofila, que es necesaria para la fotosíntesis. El sulfato de magnesio proporciona una fuente de magnesio de fácil acceso para las plantas, lo que ayuda a la absorción y utilización eficientes de este nutriente.

Síntesis de clorofila: la clorofila es responsable de capturar la energía de la luz durante la fotosíntesis. El magnesio es un componente central de la molécula de clorofila y su disponibilidad influye en la producción de clorofila. Complementar las plantas con sulfato de magnesio ayuda a mejorar la síntesis de clorofila, lo que mejora la actividad fotosintética y el crecimiento general de la planta.

Equilibrio de nutrientes: el sulfato de magnesio puede ayudar a mantener un equilibrio de nutrientes adecuado en las plantas. Apoya la utilización de otros nutrientes esenciales, como el nitrógeno y el fósforo, al facilitar la activación de enzimas y los procesos metabólicos. Este equilibrio es crucial para el desarrollo saludable de las plantas y rendimientos óptimos.

Tolerancia al estrés: el magnesio juega un papel en los mecanismos de tolerancia al estrés dentro de las plantas. Ayuda en la activación de las enzimas involucradas en las respuestas al estrés, como los antioxidantes que protegen a las plantas del daño causado por las especies reactivas del oxígeno. La aplicación de sulfato de magnesio puede ayudar a mejorar la capacidad de una planta para resistir diversos tipos de estrés ambiental, como la sequía, las altas temperaturas y las deficiencias de nutrientes.

Corrección de la deficiencia de magnesio: La deficiencia de magnesio es un problema común en muchas plantas, particularmente aquellas que crecen en suelos con bajo contenido de magnesio o altos niveles de potasio y calcio. Los síntomas de la deficiencia de magnesio incluyen hojas amarillentas, clorosis intervenal y crecimiento reducido. La aplicación de sulfato de magnesio como rocío foliar o enmienda del suelo puede ayudar a corregir esta deficiencia y restaurar la salud de las plantas.

Métodos de aplicación de sulfato de magnesio:

Enmienda del suelo: antes de plantar, puede incorporar sulfato de magnesio al suelo mezclándolo bien. Siga las tasas de aplicación recomendadas según las necesidades específicas de sus plantas y las condiciones del suelo. Este método permite la liberación gradual de nutrientes a medida que crecen las plantas.

Foliar: 8 ml / litro de agua o 30 ml / galón

Disuelva 8 ml el sulfato de magnesio por cada litro de agua y rocíe la solución directamente sobre las hojas. Este método proporciona una forma rápida y eficiente para que las plantas absorban magnesio. Asegure una cobertura completa de las hojas y evite rociar durante los períodos cálidos y soleados para evitar que se quemen las hojas.

Recuerde seguir las instrucciones proporcionadas en el empaque del producto de sulfato de magnesio y considere realizar una prueba de suelo para determinar la dosis adecuada para sus plantas y condiciones de suelo específicas.

Composición Garantizada de sulfato de magnesio:

Magnesio (MgO):        16%

Azufre (S):                    13%

Presentación: 

Bolsa 1 kg

Bolsa de 5 kg

Sigue este enlace para leer nuestro póliticas de envío.